Un año juntos… ¡Feliz cumpleblog!

feliz cumpleaños, un año juntos en De Flamenca y a Caballo, con moda flamenca, vestimenta ecuestre, trajes regionales, moda campera y mucho más.

 

¡Hola chic@s! Ya os habíais pensado que en vez de vacaciones me había perdido en una isla desierta, pero nada más lejos de la realidad, aquí estamos de vuelta con las pilas bien cargadas.

 

Septiembre siempre ha sido para mí el tiempo de plantearme la vida y encauzar los nuevos proyectos. Para mí los años funcionan como los años hidrológicos, o como en el cole, y van de Octubre a Septiembre (lo siento, me sale la vena ingenieril), por eso es época de análisis y de hacer los buenos propósitos. Este año no iba a ser menos y ya tengo mi lista de “tareas”, de cosas que voy dejando y de nuevos proyectos que me llenan de ilusión. Ya os iré contando porque para 2015 tengo uno muy especial y personal que me tiene con la cabeza loca.

 

De ideas de verano y de mezclar ilusiones con pasiones, nació el año pasado este blog. Parece mentira pero, a principio del mes de Octubre, ¡De Flamenca y a Caballo cumplía su primer añito! . Hace 12 meses comenzaba tímidamente esta aventura, escribía y miraba casi a diario las visitas que tenía y los sitios desde donde me leían, fascinada por cada persona nueva que me seguía en las redes sociales o de ver como iban elevándose las visitas exponencialmente. La verdad es que todo esto no tendría sentido sin las personas que estáis ahí, que me leéis y me escribís pidiéndome consejo sobre un vestido u otro, sobre diseñadores o sobre cómo ir para montar a caballo a una feria o romería. Así que muchísimas gracias por estar ahí al otro lado de la pantalla, y ¡feliz cumpleaños! porque este año lo hemos cumplido todos.

 

Escribir este blog también me ha traído grandes recompensas, me ha permitido conocer a grandes personas, ponerle cara a más de una persona de este ciberespacio, “colarme en las trastiendas” de los desfiles y conocer el trabajo de grandes diseñadores de primera mano. Tengo que confesar que me hace muchísima ilusión cuando me escriben para invitarme a un desfile o para conocer el trabajo de algún diseñador. Dicen que en el mundo de la moda y de los blogger hay mucha rivalidad e hipocresía, pero yo debo tener mucha suerte porque sólo he encontrado a gente encantadora que me ha abierto las puertas.

 

De Flamenca y a Caballo, mujer vestida de flamenca con falda canastera verde y blusa blanca con caballo español de Yeguada Aimarán en el Jardín Botánico de la Concepción

 

Me siento en deuda con muchos de ellos, porque a pesar de haber escrito muchísimos artículos tengo otros tantos, más de los que me gustaría, esperando tomar forma: entrevistas, reportajes, sesiones de fotos maravillosas y, por supuesto, las fotos de la Feria de Málaga. Las calles de Real y del centro de la ciudad son mi pasarela preferida para captar la esencia flamenca y este año he tenido unas modelos improvisadas de excepción, ¡ya veréis que espectáculo!. Además todavía os debo la historia de mi falda canastera y la sesión de fotos que hicimos entre los caballos de Yeguada Aimarán con la fotógrafa holandesa Ivonka Dopieralski (ID Photos) en el Jardín Botánico de la Concepción de Málaga. Las fotos me están llegando con cuenta gotas, pero aquí os dejo una muestra de lo estupenda que quedó mi falda (teniendo en cuenta que es la primera cosa que cosía en mi vida).

 

Y para celebrar este año nada mejor que terminarlo de la misma forma que comenzó, con esa, mi primera flamenca, que subida a la grupa de un caballo tordo miraba a la cámara de soslayo. Gracias al cibermundo ahora sé que esa guapísima mujer se llama Ana, y  Carlos, el jinete que ahora la mira con ojos dulces, en esos momentos de intimidad antes de coger a Piropo, ¡que mejor nombre para una caballo flamenco!, para escaparse a la Feria. La artista que captó este instante tan tierno fue su hermana Rocío Larrazábal, ¡mil gracias por compartirla con nosotros!.

 

Así que una y mil gracias por estar ahí cada día y compartir este rincón.

 

¡Brindemos con una cibercopita de fino por uno y cien años más!

 

Imagen romántica de mujer vestida de flamenca con traje de gitana y hombre con traje campero o traje corto gris.